miércoles, 17 de febrero de 2016

Ensalada de espinaca, durazno, pera y panceta ahumada con semillas de girasol


En esta ocasión les acerco una ensalada fresca y sabrosa, ideal para los días de calor agobiantes. Fácil de hacer, rápida y liviana. Esta ensalada puede ser una muy buena opción como plato principal y satisface con pocos ingredientes.







INGREDIENTES:


Espinacas                     2   Paq. ó medio Kg
Duraznos                      2  U.
Peras                            2  U.
Panceta ahumada      100 Grs.
Semillas de girasol          c/n.
Aceto balsámico        70 Cm3.
Aceite de oliva         125 Cm3.
Limón                             c/n.
Ajo                             1 Dte.
Mostaza dijon                  c/n.
Miel                                c/n.
Sal                                  c/n.
Pimienta                          c/n.
Orégano                           c/n.
Vinagre                            c/n.


PROCEDIMIENTO:

Cortar los tallos de los dos paquetes de espinaca y retirar todos los indeseables, sumergir en un bol con agua y un poco de vinagre, frotar las hojas, retirar y volver a sumergir en un bol con agua.










Por otro lado hacer una vinagreta en un bol mas pequeño y colocar el ajo ecrasse (sin piel y aplastado), o si lo prefieren en la ensalada picarlo en brunoise (finamente picado). Añadir sal, pimienta a gusto; una cucharadita de mostaza; una de miel; el jugo de medio limón; el aceto balsámico; y por último el aceite de oliva. Mezclar hasta que quede homogéneo y llevar a la heladera al menos por 30 minutos para que se integren los sabores.








Una vez que la vinagreta está en la heladera, cocinar las fetas de panceta ahumada en un sartén caliente para desgrasarlas y que queden crocantes. También puede hacerse al microondas con papel de cocina absorbente para que éste atrape el exceso de grasa. Para ello debemos poner la potencia máxima del microondas y el tiempo dependerá de lo grueso que estén cortadas las fetas y del microondas en cuestión. La ventaja del microondas es que no hace humo y ademas no ensucia la cocina.






Colocar las fetas de panceta sobre papel absorbente en el caso de que sean hechas en el sartén. Centrifugar o escurrir la espinaca. Reservar.



Pelar y cortar las peras y los duraznos y retirar la parte central, ya sea carozo o semillas, (se pueden consumir con cáscara), en gajos o cubos. Es importante que estén maduros pero firmes para que no se terminen desarmando en la ensalada.









Una vez que todos los elementos están listos para la ensalada, cortar con la mano en pequeños trozos la espinaca para que pueda ser consumida con un tenedor y colocar en un bol o ensaladera. Añadirle las peras, los duraznos y la panceta crocante, que podemos partir y espolvorear sobre la ensalada si se prefiere.



Agregar la vinagreta reservada previamente en la heladera, mezclar la ensalada y terminar con las semillas de girasol.




Solo resta servir y disfrutar de esta fresca y excelente ensalada.






El Chef del rock recomienda para acompañar la realización de este plato:


SPINETTA - DURAZNO SANGRANDO (INVISIBLE)