miércoles, 28 de enero de 2015

Bocaditos de morcilla a la milanesa

En esta ocasión les acerco una rápida y práctica receta, ideal para una entrada o aperitivo a la hora del vermouth. Se trata de unas milanesas de morcilla, las cuales pueden hacerse al momento o bien freírlas antes y calentar luego en el horno antes de llevar a la mesa. No tengan dudas de que estos bocaditos tendrán un sabor inigualable.




INGREDIENTES:

Morcilla criolla      1 U. ó (media rueda).
Huevo                    1 U.
Leche                      c/n.
Sal                           c/n.
Pimienta                  c/n.
Pan rallado              c/n.
Aceite neutro          c/n. ( girasol, maíz, mezcla).


PROCEDIMIENTO:

Tomar la morcilla o la media rueda en este caso, y realizar un corte a lo largo sobre la piel para poder retirarla. El corte no debe ser profundo ya que no queremos dañar la morcilla.


Una vez pelada, la cortaremos al bies con un cuchillo para lograr rodajas de 1 cm aproximadamente.


Cuando ya tenemos las rodajas de morcilla continuamos con el empanado. Para ello mezclamos en un bol el huevo; la sal; la leche y la pimienta. Y pasamos entonces las rodajas por pan rallado, la mezcla de huevo y pan rallado nuevamente, hasta que las morcillas queden completamente recubiertas.





Podemos llevarla unos minutos a la heladera o el freezer si lo deseamos, o directamente calentar un sartén con abundante aceite y comenzar a freír las rodajas de morcilla hasta que estén bien doradas y parejas.







Ahora solo nos queda retirar las morcillas y colocar sobre un papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite. Hecho esto, podremos llevar a la mesa, o reservar para calentar en el horno antes de servir.






El Chef del rock recomienda para la realización de esta receta:


                Divididos - Despiértate nena