miércoles, 9 de julio de 2014

Carbonada Criolla

En esta ocasión elegí para realizar, y para que ustedes también puedan hacerlo, un plato bien típico de estas latitudes que se come tanto en Argentina como así también en Chile, Bolivia y el sur de Perú. Se trata de la carbonada criolla, que no es ni más ni menos que un excelente guiso a base de vegetales con algo de carne, que debe su nombre a que, según la tradición, se cocina hasta que todos los leños del fogón quedan totalmente carbonizados.






INGREDIENTES: Para 6  a 8 personas.

Zapallo redondo (uno grande, para utilizar como fuente de unos 5 kilos o uno de 1.5 kilos por persona).
Manteca                                      c/n.
Leche                                          c/n.
Sal                                               c/n.
Pimienta                                       c/n.
Cebolla                                        2 U.
Laurel                                     2 Hojas.
Choclos                                        3 U.
Carnaza                                       1 Kg.
Zanahoria                                      2 U.
Aceite                                             c/n.
Papas                                            2 U.
Batatas                                          2 U.
Zapallo criollo o calabaza           500 Grs.
Orejones de duraznos                 4 a 8 U.
Arroz                              1 y 1/2 Pocillo.
Orégano                                           c/n.
Ají molido                                        c/n.
Pimentón                                          c/n.
Tallos e apio                                     3 U.
Ajo                                               2 Dtes.
Caldo                                                c/n.
Tomate triturado                                 1 Lata.
Opcional:
Vino                                                   c/n.
Cebolla de verdeo                               2 U.
Puerro                                               2 U.
Comino                                               c/n.


PROCEDIMIENTO:

Lo primero que hacemos es tomar el zapallo y hacer un corte en la parte superior como para formar una tapa. Luego, con ayuda de una cuchara, retiramos la pulpa, semillas e indeseables.Y lavamos bien por dentro y por fuera.





Con la punta de un cuchillo, hacemos incisiones en la pulpa y la mechamos con trocitos de manteca.

Vertemos la leche en el zapallo, condimentamos con unos granos de pimienta, sal y una pizca de azúcar. Una vez hecho esto, tapamos el zapallo, lo colocamos en una fuente con 2 centímetros de agua y lo cubrimos con papel aluminio.

Ahora debemos cocinar en horno medio hasta que esté tierno. Cuando llegamos al punto, retirar,vaciar y reservar (si no conseguimos el zapallo podemos agregarle algo mas de calabaza en cubos y servir directamente en platos)








En una olla colocamos agua y sal y cuando llegue a ebullición echamos los choclos por 5 minutos en el agua. Es importante que pongan atención al tiempo de cocción, porque si nos excedemos los granos se secan y se endurecen. Ya con los choclos cocidos, retiramos y los dejamos enfriar en otro recipiente. En el agua que nos quedó en la olla vamos a colocar el arroz a hervir hasta que esté al dente. Colar, enfriar y reservar.







Luego tomamos la carne y la cortamos en cubos, retirándole el exceso de grasa que pueda tener. Cortar también en cubos parejos el zapallo; la batata; la papa y la zanahoria. También picamos la cebolla, el morrón, el puerro, el verdeo y los orejones de durazno previamente remojados.
















Bien, ahora tomamos una cacerola de fondo grueso y añadimos el aceite junto con los dientes de ajo y el laurel. Sellamos allí la carne y vamos agregando la cebolla, el puerro, el verdeo, el apio y el ají, tal como se observa en las fotos.






Una vez que nuestra preparación comience a sudar es el momento de condimentar con sal y pimienta, y si lo desean, pueden desglasar con un poco de vino o caldo. Agregar las zanahorias, la calabaza, la papa y la batata junto con nuestros orejones. Añadimos una cucharada de pimentón, una de orégano, una de ají molido y la salsa de tomate. Completar con caldo a altura.








Ahora dejamos hervir despacio y a fuego bajo hasta que todas las verduras estén cocidas, y a último momento incorporamos el arroz y el choclo en rodajas gruesas, de unos dos centímetros aproximadamente. Mezclar, calentar bien nuestro guiso y rectificar condimentos si fuera necesario.





Por último, apagamos el fuego, tapamos y dejamos asentar unos minutos. Hecho esto, es momento de servir en nuestra calabaza y calentar en el horno hasta llevar a la mesa, o bien servir directamente en platos.








El Chef del rock recomienda acompañar la elaboración de este plato con la música de esta mítica banda argentina:


                    Guanuqueando - Divididos






No hay comentarios:

Publicar un comentario